sábado, 28 de febrero de 2009

Confesiones de una zorra con corazón de niña

Creo ke estoy expandiendo los límites de mi personalidad y mi forma de ser a tal punto que a veces ni me reconozco,

En parte el abandono, la desesperanza, la soledad me dan pie a experimentar y ser akella ke antes nunca fui, ya sea por convicción o también por amarras y límites sociales (sociales, pero ke no eran convencionales tampoco),

Es sabido que es más seguro estar encadenada que ser libre,
Kice ser esa perra y mover la cola por siempre a akel ke me domesticó,
Y con ese fin,
Fui capaz de cosas ke antes no imaginé, cosas ke mi orgullo antes no me permitía,
Aún así, no logré la estabilidad, por mostrarme tal cual una mujer caliente,
Eso, ke valorado en un inicio, fue menospreciado después.

Antes todo era mucho más seguro,
Ser anarcopunx tenía sus reglas y vivía acorde a ellas con entera comodidad,
Podía estar sin depilarme y no usar desodorante,
Usaba portaligas y faldas transparentes, follar con otros y usar condón y jamás a nadie se le hubiera ocurrido llamarme perra, menos maraca,
Eso es absolutamente NO políticamente correcto,

Soy tan flexible como mutante,
Y empezaron a aburrirme ciertas cosas demasiados establecidas,
Tampoco nunca me sentí mejor ke los demás, y mi afán curioso siempre dispuesto a ver más allá, aún corriendo el riesgo,

Ya no me gustaba por cierto oler mal,
Ni tener pelos en ningún lugar,
Además, las pornos me excitaban, y no encontraba degradación en ello,
Me importaba más las sensaciones, ke los discursos…

Ahora, ke estoy nuevamente sola, puedo renacer como yo kiera,
Y me reinvento a mi regalado gusto, con la personalidad ke yo kiera

Nadie me conoce,
Nadie me aprecia,
Nadie sabe como es realmente mi esencia, sobretodo nunca nadie pudo conocerme bien…
Ni sikiera yo,

Y tampoco soy una perra permanente de coño húmedo,
También necesito la ternura,
La misma ke necesitan los mendigos,
La misma ke alguna vez tuve en exceso,

Nunca pude encontrar el justo ekilibrio
Debe ser parte de mi ser,
Buscar los extremos
Extasiarme de akello ke me agrada,
Extasiarme hasta agotarlo
con una voracidad ke intimida...
Y después, derramar lágrimas por su ausencia
Por la impotencia de perder el control, el control ke nunca tuve

Ahora, nuevamente estoy dispuesta a todo,
Porke nada tengo
Y nada tengo ke perder,
Disfruto con cosas ke antes criticaba,
Y siento, cada vez más, ke ya no existe límites para nada,
Y antes de morir kiero sentirme viva!

5 comentarios:

Marcelo Dance dijo...

Como ya te dije en otras oportunidades, éste es el personaje tuyo que más compro:
"La zorra con el corazón de niña"...
Creo que se debe parecer más a vos que la "Perra" de Lady Morbo o alguna de las otras reencarnaciones.
Aparece poco, pero al menos a mi me llega.
Quizás porque en el fondo tenemos unas cuantas cosas en común.
Besotes Zorrita!

Mad Crampi dijo...

"Mi nombre es Legión porque somos muchos" dice Satán y esa sensación de ser muchos adentro de un solo cuerpo que a veces quiere explotar es esa necesidad constante de búsqueda, de experiencia, de sensaciones y también de amor. Y es que hay una verdad tan obvia como irrefutable: tenemos una sola vida y en esta ruleta rusa nunca hay segunda vuelta.

Anónimo dijo...

Soy UNA.
Sólo para contarte que te mande un mail.

Espero que lo recibas.

Anónimo dijo...

Brindo por la miel que molesta las muelitas de la hermosa niña ladymorbo!

MARIANA.

depra666 dijo...

ternura y cariño necesitamos todos,me encanta ver ke ud. tambien es de sentimientos profundos y no solo una perrita cachonda,aunke eso me encanta de ti jejejeje